El invierno una buena época para la germinación


Publicado: 2018-01-25

Existen eventos fundamentales en el ciclo de vida de las plantas, uno de ellos es la germinación, que es la propagación sexual de las semillas, las cuales tienen la función de multiplicar y perpetuar la especie1. Las semillas son estructuras conformadas a) embrión; b) un endospermo que provee nutrientes al embrión para su desarrollo y crecimiento y c) la testa2.

Para que la germinación se lleve a cabo, es necesario que el embrión se transforme en plántula por medio de varias fases; a) absorción de agua por la semilla o imbibición b) activación del metabolismo por medio del proceso de respiración y síntesis de proteínas y c) elongación del embrión y ruptura de la testa, de la cual sale la radícula. Para que esto ocurra se requieren factores externos que influyen y regulan la viabilidad de la semilla: la disponibilidad de agua, temperatura y luz; cuando estas no son suficientes, es decir, no disponen de agua, hace demasiado frio o calor, o necesitan más luz u oscuridad, entran en un periodo latente, es decir esperan las condiciones adecuadas, para mantener su viabilidad3.

Es por eso que la temperatura de invierno sirve como uno de los mecanismos para romper la latencia ya que al quedar expuestas a temperaturas bajas se pone en marcha cambios bioquímicos internos en la semilla, que hacen que se inicie el metabolismo y comience el crecimiento del embrión, y así se produzca la germinación, asegurando su crecimiento seguidas de temperaturas con calor y humedad en la primavera 4, de lo contrario las semillas que maduran a fines del verano enfrentan el frio de invierno y es posible que no sobrevivan5.

Teniendo en cuenta lo anterior, se puede dirigir estos requerimientos y asegurar la germinación, mediante el uso de sistemas como los invernaderos, que tiene un microclima con condiciones requeridas como: luminosidad, temperatura y humedad, que permite acortar los ciclos vegetativos y producir continuamente durante todo el año. Además, rompe la estacionalidad de los cultivos y se pueden tener cultivos de primavera-verano en otoño-invierno6.

La germinación en invernaderos es muy practica e inclusive es una forma de negocio, solo se necesita contar con los materiales necesarios y una buena capacitación.

En Cosechando Natural nos preocupamos porque tu producción sea eficiente, y de esta manera obtener buenos resultados. Acércate a nosotros para conocer más información sobre la producción de plántula.

1.- Nonogaki, H., Chen, F., & Bradford, K. J. (2007). Mechanisms and genes involved in germination sensu stricto. Annual Plant Reviews Volume 27: Seed Development, Dormancy and Germination, 264-304.

2.- Finch‐Savage, W. E., & Leubner‐Metzger, G. (2006). Seed dormancy and the control of germination. New phytologist, 171(3), 501-523.

3.- Suárez, D., & Melgarejo, L. M. (2010). Biología y germinación de semillas. Experimentos en fisiología vegetal, 13-249.

4.- Varela, S. A., & Arana, V. (2011). Latencia y germinación de semillas. Tratamientos pregerminativos. Sistema Forestal Integrado, 1-10.

5.- Audesirk, T., Audesirk, G., & Byers, B. E. (2003). Biología: La vida en la Tierra. Pearson educación.

6.-Espinosa R., P. et al. Sin año. Recuperado el 24 enero, 2018 en: http://www.sagarpa.gob.mx/desarrolloRural/Documents/fichasaapt/El%20Huerto%20Familiar.pdf

Registrate a nuestro boletín:  

® GRUPO XAXENI S. DE R.L. DE C.V.